Saltar al contenido

Iseo Se Fundó Gracias A Una Fantástica Unión Entre…

Iseo es una empresa que nació en 1992 y su origen medio Español medio Italiano. La unión de estos dos capitales hizo a esta fábrica de cerraduras hacerse fuerte en el mercado, es el motivo por el que sus productos tienen precios muy estudiados.

La empresa emprendió su camino, con la finalidad exclusiva de desarrollar, dentro del mercado español, la comercialización y distribución de los productos de seguridad que, en ese entonces, eran fabricados por varias empresas del prestigioso y reconocido Grupo ISEO.

Pero en 1998, la compañía se dedica, además, al montaje de cerraduras en sus instalaciones y, más específicamente, con las series más vendidas en su propio mercado. Una vez logrado este objetivo, la sociedad plantea una necesaria reestructuración en los procesos y en las estructuras.

Lo anterior, con la finalidad de garantizar a su nutrida clientela una mayor calidad en sus productos y en el servicio. Y decide hacerlo bajo la conocida y exigente Norma de Calidad UNE-EN-ISO-9002:1994.

De esta manera, se inició el camino de la transformación y de adaptación de sus procesos, a principios del año 2000. Todo ello, con el apoyo y la asesoría de una empresa especializada en este campo. Así las cosas, la Fábrica de cerraduras Iseo consigue el certificado en 2001.

Además, la fábrica ha adaptado su sistema de gestión a los requisitos bien exigentes por cierto, de la nueva normativa UNE-EN-ISO-9001:2008, lo que implica un “gran salto”, dado que pasaron de unos requisitos de 1994, a otros de 2008.

En 2001, la empresa empieza a comercializar los productos de la firma Nova-Ferr, que es una firma italiana líder en el diseño y la fabricación de accesorios para puertas y cerramientos metálicos. Por todo esto, la Fábrica de cerraduras Iseo es líder en el sector.