Los problemas de la okupacion de pisos vacíos ¿Un fenómeno en aumento?

La okupación de pisos vacíos es un fenómeno en aumento en España. Según datos del Ministerio de Fomento, el número de viviendas ocupadas sin autorización se ha duplicado en los últimos cinco años, pasando de 5.100 en 2012 a 10.800 en 2017. Esto supone un aumento del 111%.

La okupación es un delito tipificado en el Código Penal desde 1995, pero el aumento de este tipo de delitos se ha producido en los últimos años debido a la crisis económica. Muchas personas se ven obligadas a okupar una vivienda porque no pueden permitirse pagar un alquiler o una hipoteca.

Los problemas que genera la okupación son diversos. En primer lugar, los propietarios de las viviendas okupadas suelen sufrir un importante perjuicio económico, ya que dejan de percibir los ingresos que obtendrían de alquilar o vender la vivienda. En segundo lugar, las viviendas okupadas suelen estar en un estado de deterioro y abandono, lo que perjudica el estado general del inmueble y puede afectar negativamente a los vecinos del entorno.

Un delito difícil de perseguir

La persecución de este delito es complicada por diversos motivos. En primer lugar, el propietario de la vivienda okupada no suele denunciar el hecho, ya que esto supondría reconocer que la vivienda está desocupada, lo que podría ser percibido como una falta de responsabilidad por parte de la administración. En segundo lugar, el proceso judicial para recuperar la posesión de la vivienda es largo y costoso, y el propietario de la vivienda okupada suele no tener los recursos económicos necesarios para afrontarlo.

En tercer lugar, el delito de okupación es difícil de acreditar. Para poder demostrar que se ha cometido un delito de okupación, es necesario que el propietario pueda acreditar que la vivienda estaba desocupada en el momento en que fue ocupada. Esto suele ser complicado, ya que muchas veces las viviendas okupadas llevan mucho tiempo desocupadas y el propietario no tiene pruebas de que la vivienda estaba desocupada en el momento en que fue ocupada.

La lucha contra la okupación

Existen diversas iniciativas para luchar contra la okupación. En primer lugar, el Gobierno ha aprobado una reforma del Código Penal en la que se establece que el delito de okupación se considerará agravado en caso de que la vivienda okupada esté en una zona de especial protección, como pueden ser los pueblos abandonados o las zonas de riesgo de inundación.

En segundo lugar, algunas administraciones públicas han creado servicios de vigilancia y control de viviendas desocupadas. Se trata de un servicio gratuito que permite a los propietarios de viviendas desocupadas registrar su vivienda en una lista y recibir avisos si se detecta algún intento de okupación.

En tercer lugar, existen diversas asociaciones de propietarios de viviendas que luchan contra la okupación. Estas asociaciones ofrecen a los propietarios de viviendas desocupadas diversos servicios, como el control de las viviendas, la asesoría jurídica o el acompañamiento en el proceso judicial para recuperar la posesión de la vivienda.

Conclusiones

La okupación de pisos vacíos es un problema creciente en España. Se trata de un delito difícil de perseguir y que genera diversos problemas, tanto para los propietarios de las viviendas okupadas como para los vecinos del entorno. Existen diversas iniciativas para luchar contra la okupación, pero todavía queda mucho por hacer para acabar con este problema.

¿Cómo proteger un piso vacío ante una posible okupación ilegal?, Conoce los trucos para evitar que te okupen el piso

Desafortunadamente, cada vez son más los casos de okupación de inmuebles en España. Se trata de un delito que se está extendiendo a todo el país y que puede afectar a cualquiera, tanto a particulares como a empresas. Si tienes un piso vacío, es importante que tomes una serie de medidas de protección para evitar que te lo okupen.

En primer lugar, lo más importante es que el piso esté debidamente asegurado, instala una buena cerraduras anti-okupas o si el piso estara mucho tiempo sin habitar lo mejor sera una puerta anti-okupa. Si no lo está, ponte en contacto con tu compañía de seguros lo antes posible. También es importante que mantengas el piso en buen estado, ya que un inmueble en malas condiciones es más propenso a ser okupado.

Otra medida que puedes tomar es instalar una alarma. Esto disuadirá a los posibles okupas y te dará una mayor sensación de seguridad. También puedes contratar los servicios de una empresa de vigilancia privada, que se encargará de realizar un control periódico del inmueble.

Por último, otra opción es alquilar el piso a una empresa de alquiler temporario. Estas empresas se encargan de alquilar pisos por cortos periodos de tiempo, lo que evita que estén vacíos por largos periodos de tiempo, lo que es uno de los principales factores que favorece la okupación.

Si tienes un piso vacío, no dudes en tomar estas medidas de protección para evitar que te lo okupen. ¡No dejes que te roben tu propiedad!